02 junio 2018

TRIMAMI EN PROCESO



Pues sí, como ya sabéis la mayoría...estoy embarazada!! Y por supuesto muy muy feliz :)
No quise decirlo antes porque la verdad es que cuando te pasan ciertas cosas, y luego empiezas de nuevo y va todo bien, pues como que no quieres gafarlo, te da miedo que en cualquier momento te digan algo malo...pasan muchas cosas por tu cabeza. Sinceramente, hasta que no noté al bebé bien bien allá por la semana 20, estuve con unos nervios diarios en el cuerpo tremendos. Que la verdad es que ahora tampoco se han ido, porque sigo igual con cada ecografía a la que voy: miedo, miedo y más miedo. Pero bueno, dejémoslo en que ahora que el peque se hace de notar tantísimo y ya queda poco, se lleva mucho mejor.

Y es que entre unas cosas y otras no he tenido tiempo de nada, así que aquí estoy, con mis casi 35 semanas de embarazo, que si me descuido más que contaros, os presento al peque directamente.

Como os imaginaréis en mi forma de hablar, es un niño. La verdad es que al tener ya niño y niña, y pasarme lo que me pasó, esta vez más que nunca deseaba con todas mis fuerzas que todo fuera bien, que al final va a ser como dicen las abuelas, que eso es lo más importante, pero de verdad!!! Y lo que es él, está perfecto :)
A mi me sacaron en la curva de la glucosa intolerancia a los hidratos...que es un rollo bastante grande, y es que no solo te sale un poco alterada el azúcar, si no que además no puedes comer casi hidratos de carbono, porque cualquier cosa que yo como le engorda al bichillo como si me estuviera comiendo la fábrica de madalenas y sobaos de la Bella Easo... Así que ando desde entonces a dieta, dieta de carne, pescado, huevos, fruta y verdura. Y así estamos los dos, él estupendo y ya estabilizado de peso, y yo perdiendo kilos con una facilidad tremenda. Que el endocrino ya me ha dicho que no pierda más, como si yo lo controlara!! Ya me gustaría haber perdido kilicos así de fácil otros años en junio cuando te pruebas el bikini y te deprimes...que te da por hacer deporte a lo bestia, salir a andar, comer más sano "de día"...y luego de noche solo te apetece comerte un magnum tomando el fresco en la terraza!! Pero como yo digo, ya que todo sea eso. A ver si cuando dé a luz me quedo como la Pilar Rubio, que sale del hospital que parece que en lugar de haber parido viene de hacer pilates.
                      Resultado de imagen de gif pilar rubio

Los bichillos están como locos. Cuando les dimos la noticia se pasaron varios días preguntando que cuánto faltaba y que cuándo me iba a poner "gorda gorda". De ahí pasaron a tener un par de meses en modo "la mamá tiene un bebé en la barriga que ya saldrá", y ahora que ya tocan la barriga y lo notan una barbaridad, los tengo otra vez impacientes, pero como ven que vamos preparando cosas y demás, parece que lo llevan mejor.


Y yo pues deseando ya de verle la carica y tenerlo en brazos. Porque entre que la barriga ya me pesa bastante, me canso más, empieza a hacer calor y tooodo el mundo se te acerca, te soba la panza y te hacen la super pregunta de "nena, cuánto te queda??" pues hay días que me desespero bastante. Peeeero, ya queda menos, así que voy a estar positiva, que aquí el mini bichico ya lo nota todo y no quiero que sienta lo histérica e insoportable que puedo llegar a estar a veces XD

Como ya sabéis, os voy contando también por Instagram y Facebook!! Así que os tengo informadas ;)
Mil besicos, y como siempre, gracias por estar ahí!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario