29 septiembre 2017

BIZCOCHO DE ZANAHORIA CON FROSTING DE QUESO



Como ya he comentado muchas veces, me gusta más preparar la respotería que comemos en casa que comprarla en el supermercado. No sé, me rallo mucho de ver algunos ingredientes que no me cuadran, así que ultimamente lo hago todo yo.

Había oído mucho hablar de tarta y bizcocho de zanahoría, pero fue este verano cuando me animé a probarlo en un restaurante. Solo os puedo decir que acabé repelando el plato, me encantó!! No sé por qué pero me imaginaba un sabor más a verdura...pero la verdad es que está riquísimo, dulce y encima comes zanahoria (que tiene un montón de propiedades buenas).

Así que buscando y buscando, encontré el modo de hacerlo en casa. Y aquí os dejo la receta para hacer bizcocho de zanahoria con frosting de queso. Podéis hacer solo el bizcocho y espolvorearle encima un poco de azúcar glass, o acompañarlo del frosting de queso que nosotros le hemos puesto. Super sencillo y buenísimo, además los peques pueden ayudar bastante, porque la mayoría de preparación solo es echar cosas y remover :)

Ingredientes para el bizcocho:
  • 250 g de zanahorias crudas, peladas y ralladas
  • 125 ml de aceite (de girasol o de oliva)
  • 4 huevos
  • 200 g de azúcar (blanco o moreno)
  • 200 g de harina
  • una cucharadita de levadura
  • una cucharadita de canela en polvo
  • nueces o almendras picadas (opcional)

Preparación:

Trituramos con la batidora las zanahorias y el aceite.
En un bol a parte, batimos los huevos y añadimos el azúcar. Removemos bien y añadimos la mezcla que hemos hecho con la zanahoria y el aceite. Incorporamos la harina y la levadura, movemos y añadimos la canela y las nueces (en caso de que queramos ponerle) y movemos todo.
 
Untamos el molde para bizcocho con un poco de mantequilla o ponemos papel vegetal (para mi gusto muy cómodo para sacarlo una vez está hecho), y echamos la mezcla. Horneamos a 185ºC unos 30 minutos aproximadamente, o hasta que veamos que al pinchar el centro del bizcocho con un palillo sale limpio.

Como os decía antes, si solo queréis hacer el bizcocho, podéis espolvorearle un poco de azúcar glass por encima y ya lo tenéis listo. Si por el contrario queréis añadirle un punto más de dulzor y que quede más jugosito, podéis ponerle un frosting de queso muy sencillito.

Ingredientes para el frosting de queso:
  • 1 tarrina de queso de untar tipo Philadelphia (300g)
  •  250 g de azúcar glass
Solo tenéis que remover en un bol el queso y el azúcar hasta que veáis que queda una crema homogénea, abrir el bizcocho y rellenarlo bien. El resto lo echáis por encima y listo!! Una vez lo tengáis podéis espolvorearle por encima un poco de canela y almendra o nueces molidas.

Si os animáis a hacerlo contadme qué tal!! Espero que os guste tanto como a nosotros ;)
Feliz finde!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario