12 diciembre 2016

MADRE Y AMA DE CASA


Últimamente llevo unos meses dándole vueltas al tema de si trabajar o estudiar alguna cosilla, por aquello de "hacer algo". Que sinceramente no sé por qué esta obsesión siempre de tener que emplear algo de mi tiempo en esto, porque la verdad, no dispongo ni de cinco minutos para depilarme en condiciones.

 Hace unos años, cuando nuestras madres nos tuvieron a nosotras, lo "normal" era ser ama de casa, y dedicarte a tus hijos y a la casa, que oye, parece que no...pero ya es bastante! Ahora no. Ahora si te preguntan a qué te dedicas y dices que eres ama de casa, pueden pasar dos cosas: o que te digan que metas a la niña a la guarderia y así te dediques a algo, tengas tu tiempo y bla bla bla... O te miren, vean que tienes una niña que aún no está en edad de ir al cole, y te digan "pero cuando la nena vaya al cole trabajarás en algo no?". Con esto no quiero empezar una guerra de si deberíamos o no trabajar teniendo niños pequeños, o de si eres mejor o peor madre por hacerlo o por el hecho de llevarlos a guarderia, porque admiro enormemente a las madres que lo haceís y sacais casa y trabajo para delante. Con este post solo quiero contar mi caso, sacar un poco mis "pensamientos internos" y ayudar a madres que puede que se vean reflejadas y estén en mi misma situación.

Cuando me quedé embarazada de mi hijo no estaba trabajando, así que pude dedicarme totalmente a él. Casi dos años después llego la bichilla y quise dedicarle el mismo tiempo que le había dedicado al niño, así que ni se me ocurrió por un momento hacer "nada más" que cuidarlos y ocuparme de la casa. Ahora que el bichico ya va al cole, vuelvo a tener que encargarme de uno solo por las mañanas, así que se me ocurrió la idea de continuar con la carrera que dejé a medio hace unos años, cuando me mudé de ciudad para vivir con mi chico (ahora mi marido). Pero qué pasa? Que ni mi tiempo es el mismo de entonces, ni mi mente está igual de liberada, ni dispongo de un par de horas seguidas para terminar un simple trabajo. Porque cuando no nos invaden los mocos, estamos con los dientes, o han dormido mal y solo quieren brazos, o simplemente quieren estar encima mío, y la combinación: ordenador + teclado + mamá + niño de 15 meses o 3 años (a veces los dos) + trabajo universitario...pues no dan buenos resultados. O llega la noche cuando por fin se duermen y mis ojos no duran abiertos ni quince minutos. Así que la carrera...pues ahi va...que ni fu ni fa. También me he planteado el tema de trabajar en alguna cosa por las mañanas mientras el niño está en el cole, pero eso supone tener que dejar a la peque al cuidado de alguien, y con lo que pagan por media jornada hoy en día, se me va el sueldo en una guarderia. Y sinceramente, para eso estoy yo con ella. Y me he pasado unas semanas muy agobiada...hasta que derrepente la otra tarde, así sin ton ni son, lo vi todo claro. Por qué tengo que estar comiendome la cabeza con hacer "algo"? Es que no hago ya bastante? Desde que tenía 16 años he estado trabajando en diferentes cosas y puestos, y nunca nunca he hecho más y he ido más cansada que ahora. Porque ser madre y ama de casa es un trabajo de 24 horas de lunes a domingo los 365 días del año. Da igual que sea festivo, que lunes, que sábado, navidad o verano. Siempre tienes cosas que hacer y siempre tienes que estar ahí. Da igual que estés con fiebre o vómitos porque no tienes jefe a quien decírselo y que te dé el día libre... Tú tienes que estar ahí al pie del cañón porque tus hijos te necesitan y no entienden que no te encuentres bien. Y también entendí que a la vez, no hay dinero suficiente que compense la felicidad que siento al poder estar todo el día con mis hijos. Aunque me estrese o me agoten. Porque también me hacen reir a carcajadas y llorar de emoción. Y cuando veo las personitas en las que se van convirtiendo con sus gestos y formas de actuar en algunas ocasiones, me siento orgullosa de la educación que les estoy dando gracias a que estoy en casa con ellos.
Así que hablé con mi marido y de momento aquí me quedo. Cuando la peque entre al cole ya veré lo que hago, que la incertidumbre de no saber qué te deparará el futuro dentro de un par de años también tiene su encanto.
Y cuando me pregunten por ahí que a qué me dedico...les voy a decir que al trabajo más duro que existe, pero que aunque no tenga nómina, es el mejor pagado :)

4 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu post, sobre todo la ultima frase ; ) Tengo dos peques de edades similares y desde que nació la peque dejé de trabajar, creo que el podernos dedicar a ellos a tiempo completo es un regalo para ambas partes. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bea! Me alegro mucho de que te haya gustado mi post, ya que me cuesta tanto encontrar un momento de inspiración "a solas" (tu ya me entiendes), me gusta que os sintáis indentificadas y que entre todas veamos que no somos las unicas en esta situación, que eso siempre ayuda :)
      Ademas como dices, creo que estar con ellos es lo mejor que podemos hacer en esta vida. Un besazo enorme!!

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo!! Un besazo!

    ResponderEliminar