¡Tengo sueño!


Foto: www.mamanatural.com.mx
Cuando decides ser madre hay muchas cosas que no te planteas: que dejarás de comprarte cosas para comprárselas a tu niñ@, que eso de ir perfectamente maquillada y depilada quedará para las ocasiones especiales, que conseguir comerte tu plato de comida aún caliente y de una vez te parece un milagro...y que nunca en tu vida, ni cuando estabas en tus mejores años de juergas, te imaginaste acumular tantísimo sueño. Lo bueno de los años de juergas es que con un domingo de jornada intensiva durmiendo te ponías las pilas. Lo malo de ser mamá en este tema es que el sueño se va acumulando...horas, días, semanas e incluso meses...y un día te miras al espejo y ni te reconoces, porque la que está frente al espejo no eres tú, es un zombi con tu bata y tus pelos despeinaos

Y hoy, tras 17 meses maravillosos que tiene mi pequeño salvaje, lo admito: tengo sueño. Pero no sueño en plan "me echo una siesta y ya está". Sueño en plan "si yo dejara a mi cuerpo dormir la falta que le hace, cuando me despertara la gente conduciría naves espaciales en lugar de coches". Y es que por mucho que el papi intenta poner de su parte para ayudar, tengo que reconocer que nuestro pequeño salvaje ha pasado por distintas etapas de noches de jarana en las que la única solución ha sido una cosa: mi teta. Y eso es algo con lo que el pobre papi, por mucho que quiera y aunque a mi me gustaría (por aquello de turnarnos), no puede colaborar. Así que tenemos distintas variedades de noches:
  • Despertares nocturnos "en búsqueda de la teta" (Mínimo 3 por noche). Lo bueno de esto es que al colechar...pues con arrimarlo a mi, problema solucionado. Lo malo, que con sus ya dientecitos de ratica, tengo que estar muuuuuy pendiente, porque el tio a veces entre sueño y sueño, se piensa que tiene otra cosa en la boca y pega unos bocaos tremendos. Así que tengo que estar bastante alerta para que la suelte cuando termina de mamar, si es que quiero seguir con pezones!!
  • Arranques de niño loco (Si se dan, normalmente es uno por noche. Últimamente le pasa mínimo una vez a la semana). Esto ocurre cuando después de haberse despertado con sus ojos cerrados para mamar, no sé qué se le pasará por esa cabecilla, que derrepente se pone a llorar como si le estuviéramos dando una paliza y no hay manera de calmarlo, excepto levantarme con él, llevármelo al comedor, y darle de mamar en el sofá o acurrucarlo en los brazos. No creáis que esto para mí es malo del todo eh? He encontrado una manera de que estos arranques y el hecho de levantarme con él no sean del todo una amargura...Sexo en New York. Siempre he criticado esta serie, y ahora con estos desveles nocturnos me he aficionado como las locas, y hasta me grabo los capítulos cuando no es necesario levantarme con el bichillo. Para qué veáis lo que es la vida!!
  • Noches mágicas (4 ó 5 al mes). Éstas son como las meigas, haberlas haylas. Pero muuuuy pocas. Cuando las hay, entre el papi y yo siempre se da la misma conversación por la mañana; "Qué bien ha dormido esta noche no? La  ha hecho del tirón!" "Alomejor está cambiando ya el tema del sueño y ahora duerme mejor" Pero no...esto solo son ilusiones que nos hace el pequeño bichejo para volvernos locos y que la noche siguiente sea peor aún que las anteriores. 
Así que ahí andamos, con mucho sueño acumulado que intento arreglar un poco con las siestas, pero vamos, que soy consciente de que cuando nazca la peque, yo sé de una que si la cosa sigue así, van a tener que recoger con escoba y recogedor...por no hablar de mis tetis...que cuando menos me lo espere van a salir corriendo!! Menos mal que por muuuuy cansada que esté, una sonrisa de mi bichejo me lo cura todo :)

Y a vosotras os pasa algo parecido? Contadme, que ya sabéis aquello de "mal de muchos,consuelo de tontos", jejeje

Feliz jueves y que paséis muy buena Semana Santa!!


Comentarios

  1. Ésta entrada la podría haber escrito yo, excepto por las noches mágicas, que ni eso... besos y muchos ánimos. Yo también creo que dormiría hasta que los niños se fueran de casa si me dejaran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mia...muchos ánimos para ti también, como yo digo, no van a estar durmiendo así con 18 años!! jejeje
      Gracias por pasarte :) Muchos besicos!!

      Eliminar
  2. jajaja que buenooo!!!!y yo no sabía que el sueño pesara tanto!! pufff donde quedarán esas 10 horas que me metía pal cuerpooo!.Eso sí....puedo decir que tengo suerte y tenemos muchas noches casi mágicas!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, a mi se me ha olvidado ya lo que he llegado a dormir seguido hace un par de años!! Aprovecha esas noches mágicas!!! Un besazo preciosaaaaaaaaaa

      Eliminar
  3. Parece que has dormido con mi pollo y conmigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si??? Jajajajaja, no me alegro de que "paséis por lo mismo" pero admito que consuela bastante ;)
      Un besico y gracias por pasarte!!

      Eliminar
  4. Que grande... Real como la vida misma! Muchas gracias por compartirlo ;-)
    Rocio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocio!! Insisto,sé por mis propias carnes lo durísimo que es,sobre todo algunas noches, así que no me alegro de que paséis por lo mismo, pero al final se me está ocurriendo la idea de montar un negocio que sean hoteles para mamás!!! En los que las actividades principal sean: dormir y spa, jajajaja
      Gracias por pasarte, un besazo!!

      Eliminar
  5. A mi me pasa igual, dormiría y dormiría y ni 48 horas seguidas serían suficientes para recuperar el cansancio que llevo, pero cómo tu dices, con una sonrisa de nuestros peques, nos cargamos las pilas para un mes, bss!

    ResponderEliminar
  6. Te he nominado al premio dardos. Puedes pasarte por mi blog a recogerlo.
    Besos mil!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares