30 agosto 2013

Nuestra casa hecha piscina

Buenos días!!
Hoy es de esos días que estás contento sin motivo alguno por el simple hecho de que sea "San Viernes". 
Hay algunos que aprovecharan el finde para descansar del ajetreo de la semana...y otros como nosotros (futuro papá y la menda) que se lo pasarán poniendo velitas para que el desagüe trague en caso de que llueva como estos últimos días; y es que, señoras y señores, estamos de problemas con el baño. 
Cuando digo "problemas con el baño", no me refiero a que no tengamos nuestro momento All Bran, si no a que este miércoles, por primera vez en nuestras vidas, sufrimos una pequeña inundación en la casa a causa de que el pie de ducha de uno de los baños se estresa muchísimo cuando llueve en cantidad y le da por brotar y brotar agua...con la consiguiente consecuencia: toda la planta de abajo encharcada como para poder hacer esquí acuático. 
Y allí nos teníais este miércoles, a futuro papá y a mí, a eso de las 12 menos algo de la noche, cuando ya nos íbamos a la cama, sin saber qué hacer ante la impotencia de ver salir y salir agua del baño que se iba rápidamente para el salón y encharcaba todo (incluida la perra). Pasados unos minutos, la bañera volvió a tragar, pero salió el agua suficiente como para darnos la noche. No dábamos a basto: ni con dos fregonas escurriendo agua, ni con escobas sacando el agua hacia la calle, ni con toallas...todo ello aderezado con mil ojos para no caerte de un resbalón cuando ya estás de casi 8 meses. Aquello no tenía fin (la perra optó por acostarse/ sumergirse en un lado del salón, es un animal que se adapta a todo).

Y cuando por fin acabamos, nos fuimos a dormir...

Ayer por la mañana llamé al fontanero y me comentó que podía ser una burbuja de aire, y que "observáramos" tanto la ducha como el wc por si volvía a pasar. 

Por la noche, volvió a caer otro diluvio como el del día anterior, y allí nos teníais de nuevo, a futuro papá y a mí, con el baño lleno de toallas, cubo y fregona preparados, porque a la señora ducha le dio por echar agua que con las mismas ella solita se volvía a tragar. La suerte fue que no se sobró, pero este estrés psicológico de volverte a imaginar tu casa en ese estado no puede ser bueno eh??

Hoy he vuelto a llamar al fontanero, y me ha dicho que está en la playa. Que el lunes sin falta me llamará... Así que solo nos queda poner velitas este finde y rezar mucho... Si vuelve a pasar, ya os aviso, vosotros ponéis la bebida, que la piscina ya la ponemos nosotros :S

Feliz Viernes!!


2 comentarios:

  1. :O :O :O :O qué horror!!!! Menos mal que tenéis casa para tirar para arriba si la cosa se pone muy mal, pero no me querría yo ver en esa situación (y menos ya con mi peque!!). Ya no dan lluvia para este finde, así que espero que el fontanero se digne a pasar y lo arregle antes del próximo aguacero, que vendrá seguro.
    ¡¡Ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo yo que esta es una de esas experiencias que no quieres repetir por nada del mundo!!! Agobia muchísimo!!
      Muchas gracias por los ánimos guapa!!

      Eliminar